Ayer hablando con un nuevo compañero de trabajo tuvimos una conversación sobre cocina. Él es de Valencia, le gusta el deporte y la comida sana. Sin aditivos, sin químicos,  lo más natural posible.

Hace poco descubrió Carboquick y me trasmite que está encantado. No sólo  por su comodidad, facilidad y limpieza. Sino porque no lleva ningún tipo de químicos y esto lo que hace es no alterar el sabor de los alimentos.

Otra cosa que le gustó mucho es que no hace llama, por lo que no quema la comida.Es otro concepto de cocinar una barbacoa.

Y  metidos en plena conversación, me dice que le gusta mucho cocinar  y que le encanta la idea de que pongamos recetas en nuestro blog.

Había una que estaba deseando hacer que es Pulpo a la brasa. Así que va por ti Félix Valero y por todos vosotros. Espero que os  guste, la cocinéis y luego nos contéis que tal.

pulpo a la brasa

Pues sin más: Pulpo a la brasa

Ingredientes para 5 o 6 personas:

  • 6 o 8 patas de pulpo cocidas
  • Aceite de oliva
  • Sal gruesa

Quiero daros un consejo, podemos comprar el pulpo que ya viene cocido o podemos cocerlo nosotros mismos.

A.- Si lo cocemos nosotros debemos saber que es bueno que lo congelemos unos días para que se ponga tierno.  Pero recordad que antes hay que limpiarlo muy bien.

B.- Una vez lo descongelemos tenemos que escurrir bien el líquido que suelta. Hay que hacerlo de manera tradicional porque si aceleramos su descongelación, el pulpo podría ponerse muy duro. Nada de microondas ni acelerar el proceso de ninguna otra manera.

C.- Seguidamente ponemos una cazuela con una hoja de laurel y hervimos el agua al máximo. Metemos y sacamos al pulpo tres o cuatro veces muy seguidas. Precaución no os queméis las manos.

D.- Después lo dejamos que hierva hasta que esté muy tierno, esto va en función un poco del tamaño, para que nos hagamos una idea, en un pulpo mediano de 1Kg. Pues unos 20 o 25 minutos.  Aconsejamos una cocción tradicional ya que así controlaremos mejor el punto del pulpo.

Una vez que esta cocido lo sacamos sin dejar que se enfríe, lo escurrimos totalmente.

Y ahora si vamos con esa receta.

Para cocinar el pulpo a la brasa. El calor de las brasas  debe estar bien repartido por la superficie de la barbacoa.  Por eso es muy bueno el producto Carboquick. Ya que cocina por igual hace una alfombra de calor estupenda para el cocinado.

Ponemos a calentar la parrilla y cuando está bien caliente con un spray o una brocha, extendemos un poquito de aceite de oliva sobre la superficie de la parrilla.

Una vez hayamos terminado,  ponemos el pulpo unos segundos por cada lado.  Una vez lo veamos dorado, está listo para retirarlo.

Un consejo muy importante no dejemos que se enfríe cuando lo vayamos a comer ya que tienda a ponerse muy duro.

Una vez retirado el pulpo, sazonamos con sal gorda o con escamas de sal  y también debemos,  rociar con un chorrito de aceite de oliva, perejil y unos toques de pimentón.

Para acompañar este fantástico plato, podemos hacer:

Parmentier de patatas o unas patatas asadas con pimientos

Para hacer aproximadamente ½ de patatas vamos a usar los siguientes ingredientes…

250 ml de nata liquida para cocina espesa

Queso rallado a poder ser por supuesto Parmesano.

Pimienta blanca y sal.

Vamos a poner a cocer las patatas sin pelarlas, bien lavadas durante aproximadamente 20 minutos.

Después de cocerlas las vamos a pelar y meter en una batidora junto con el queso rallado la sal y la pimienta blanca. Vamos a batir hasta que quede como una crema.

Una vez esté terminada la Parmentier de patatas, vamos a servir a nuestros comensales.

Emplatamos para ello vamos a poner la crema en el plato y encima pondremos nuestro pulpo al que vamos a sazonar con sal gruesa o escamas de sal, rociaremos con un chorrito de aceite de oliva virgen, perejil y no olvidaron del pimentón que le da un sabor tan especial que todos quedaran encantados.

Si optamos por las patatas asadas, cortaremos las patatas en rodajas más bien anchas, y las colocarnos sobre la parrilla hasta que estén bien asadas. Los pimientos los limpiaremos y cortaremos asándolos junto con las patatas. Una vez listos sazonaremos con sal gruesa o con escamas de sal y rociaremos con un poquito de aceite de oliva y perejil, sirviéndolas en el plato junto con el pulpo.

 

Y ahora solo a disfrutar de este magnífico plato de pulpo a la brasa,  ya me contareis porque espero que lo hagáis.

No podéis dejar de probarlo con vuestra familia o amigos. Un abrazo a todos.