Tengo un amigo que es cocinero y cada vez que nos reunimos y hablamos de cocina, me repite un mantra que con el tiempo se me ha quedado grabado en la memoria.

“Todo cocinado, requiere su tiempo”

Aquí, en nuestro país, estamos acostumbrados a que cuando hacemos una barbacoa, la comida debe salir rápido y tostada.

Cuando dejamos que sean las llamas y no el calor de la brasa el que cocine por nosotros, lo que conseguimos, en muchos casos, es quemar el producto por fuera y dejarlo crudo o seco por dentro.

Como ejemplo, os diría que ningún cocinero que se precie, os llevaría a la mesa un filete negro o seco como la suela de un zapato.

Todo debe tener su tiempo para que pueda estar en el punto adecuado para disfrutar de la comida.

Después de esta pequeña reflexión, me gustaría deciros que cuando queráis disfrutar de una barbacoa, vigilad la calidad del carbón.   Mejor, un carbón con potencia calórica, de larga duración y que no genere muchos volátiles, que no genere llamas.   Como los cocineros profesionales.

Como apunte personal, Carboquick tiene todo eso.

Y ahora, para no aburriros mas y esperando que podáis disfrutar de esta receta, os voy a presentar:

Pimientos rellenos a la barbacoa

Los pimientos rellenos a la barbacoa son una receta tremendamente fácil de hacer y muy versátil.  Podemos utilizar múltiples rellenos, queso, bacón, queso y salsa barbacoa, huevos, carne picada, etc.…

Todo depende de vuestro gusto e imaginación.

Hoy quiero presentaros la de pimientos rellenos de huevo a la barbacoa. Las otras recetas, os las dejo a vuestra creatividad.

Una receta muy sana, fácil y que os da una alternativa a las personas que quieren cambiar un poco la carne en las barbacoas.

 

Ingredientes para 8 comensales

4 pimientos rojos grandes y anchos

8 huevos tamaño XXL, si son de campo, mejor.

Pimienta, sal, pimentón de la vera y aceite de oliva.

pimientos rellenos a la barbacoa

El tiempo de cocinado es aproximadamente 30 minutos, dependiendo del tamaño y grosor de los pimientos.

Pasos

Paso 1.- En primer lugar, como siempre, debemos lavar los pimientos y los cortaremos a la mitad. Creando dos cuencos por cada pimiento.  Les quitamos las pepitas y los nervios internos con cuidado de no romper y perforar los pimientos.

Paso 2.- Los pondremos en la parrilla boca abajo, para que el calor de las brasas impacte en el interior del pimiento.  Esto debemos hacerlo durante 10 o 15 minutos.  Hasta que veamos que están hechos por dentro.  Por favor no los aplastéis, deben mantener la forma de cuenco para introducir más tarde el huevo.

Paso 3.- Daremos la vuelta a los pimientos para que se hagan por fuera durante otros 5 minutos aproximadamente.

Paso 4.- Una vez transcurridos esos 5 minutos, vierte el huevo en el interior del pimiento, que como es normal, debe tener forma de cuenco.  Echamos un poquito de pimiento, sal, un poquito de pimientos de la vera y unas gotitas de aceite de oliva.

 

 

Paso 5.- Esperamos hasta que el huevo este hecho.  Una vez todo esté terminado, los sacamos de la parrilla y los dejamos en una fuente a disposición de los comensales.

La pimienta y la sal deben estar a disposición por si alguien quisiera salpimentar algo más los pimientos.

Este mismo proceso se puede hacer con huevos revueltos, añadiéndole champiñones, bacón, queso, jamón york, etc.., todo depende de tu imaginación. Para crear pimientos rellenos a la barbacoa diferentes cada vez que los hagas.

 

 

Una buena y sana alternativa a la carne en una barbacoa.  Seguro que tenéis amigos que agradecerán un menú variado y muy rico.

Espero que os guste y lo disfrutéis.  Un saludo a todos.