Para que nuestros alimentos sean seguros y puedan ser degustados bajo los mayores estándares de calidad, hay una serie de riesgos, como la aparición de sustancias cancerígenas (HAP) provocadas al quemar los alimentos, que debemos tener en cuenta y que podremos evitar usando Carboquick. ¡Hoy te lo contamos!

Los HAP (hidrocarburos aromáticos policíclicos)

Siempre hemos considerado el calor como una manera eficaz de eliminar microorganismos en los alimentos. Sin embargo un calor intenso y excesivo puede generar la pérdida de nutrientes y la aparición de sustancias nocivas para la salud como son los HAP (hidrocarburos aromáticos policíclicos), los cuales al tener la capacidad de mutar el ADN se consideran sustancias cancerígenas.

Se forman cuando al cocinar a la barbacoa el fuego entra en contacto directo con la carne (en concreto en el momento en que la grasa y jugos de la carne gotean, caen al fuego y provocan llamas que contienen las sustancias nocivas que se adhieren a la superficie de la carne).

Para evitar cocinar directamente con fuego, en Carboquick disponemos para ti un Kit de Autoencendido para barbacoas, sin químicos ni acelerares, con el que podrás cocinar durante más de 2 horas con brasas ecológicas a pleno rendimiento y sin riesgos para la salud.

Reacción de Maillard o de pardeamiento

Este tipo de reacción también implica la aparición de sustancias cancerígenas. Consiste en un conjunto de reacciones químicas entre componentes de los alimentos (aminoácidos y glúcidos) cuando se les somete a altas temperaturas (en torno a 120ºC) y los alimentos acaban “quemados o tostados” en su superficie.

Consejos para minimizar la aparición de sustancias cancerígenas:

  • Evitar el uso excesivo de calor durante el cocinado.
  • Preparar el fuego con suficiente antelación para generar brasas y no cocinar con la llama del fuego o comprar nuestro Kit de Autoencendido Carboquick para tu Barbacoa Fácil, limpia y segura con la que además evitarás el contacto directo entre el alimento y la llama de fuego. 
  • Girar la carne sin demasiada frecuencia sobre la fuente de calor para evitar la formación de sustancias nocivas.
  • Utilizar marinados y reducir la temperatura de la parrilla.
  • Limpiar bien la parrilla después de cada uso.

No olvides seguirnos en nuestras redes sociales: Facebook e Instagram y no te pierdas ninguna de nuestras novedades.