Durante estos días, nuestra principal misión es quedarnos en casa, y aunque no nos resulte del todo fácil, vamos a proponeros una actividad para realizar en familiar y resulte un aprendizaje divertido. ¡Crear un huerto urbano!

Si hay un espacio protagonista por excelencia estos días, es nuestro balcón. Punto de encuentro para dar las gracias a todos los que cuidan de nosotros en estos momentos. Para echar un vistazo a la nueva realidad de nuestros barrios, cantar un cumpleaños feliz o hablar con esos vecinos que, aunque os conozcáis de siempre, nunca has tenido la oportunidad.

huerto urbano

Pero te voy a pedir que busques un pequeño rincón para nuestra tarea. Si es posible, que tenga luz directa durante el día, es mejor, vamos a empezar a poner el primer granito de arena para tener un bonito huerto urbano.

He elegido los tomates Cherry para tener nuestra propia dosis de vitaminas a diarias. Porque me parecen divertidos, coloridos y resulte atractivos para los más pequeños.

huerto urbano

Huerto Urbano: Tomates Cherry

Lo que necesitas para el huerto urbano.

Es difícil encontrar un vivero abierto para poder comprar plantones, así que vamos a empezar de cero. Haciendo germinar nuestras semillas. Podemos encontrarlas, en todo tipo de supermercado, elige los tomates con la variedad que más de guste. Rojos, amarillas, kumato.

Para hacer la siembra, cogemos varias semillas (4-5) y las envolvemos en algodón o en un papel de cocina. Lo mojamos a diario y tenemos cuidado que tengan luz indirecta, en una semana aproximadamente van a empezar a germinar. Las puedes guardar en un envase de yogur.

Cuando ya tengamos las semillas bien germinadas, es el momento de plantar. Elige una maceta o varias para cada tipo de tomate (asegúrate de que tengan un agujero para drenar el agua) y échale dos dedos de tierra. Plantamos las semillas y cubrimos con un poco más de tierra. Vamos a enriquecer la tierra un poco con abono casero utiliza media taza de pozos de café. El café tiene un altísimo contenido de potasio y fosforo y va a ayudar la planta a crecer con más fuerza.

Tenemos que cuidar nuestras plantas del huerto urbano a diario, vamos a marcar una rutina. Bien a primera hora de la mañana o al atardecer. Primero comprueba si la tierra está húmeda ya que un exceso de agua puede hacer florecer hongos y riega siempre la tierra, intenta no echar agua directamente a las hojas.

Poco a poco nuestro cuidado va a dar sus frutos. Cuando la planta crezca, para mantener la verticalidad fija un palo de madera y sujeta la planta.

Todo el proceso requiere paciencia, pero me parece un aprendizaje muy bonito para compartir con nuestros peques. Y ver como su tarea tiene resultados, además de ser todo un lujo poder tener una merienda sana y divertida a su alcance.

En Carboquick, vamos a estar a tu lado en estos momentos tan diferentes que nos toca vivir. Y vamos a aprovechar para proponeros actividades y recetas diferentes y buscar siempre el lado positivo.