Después de la experiencia del coronavirus, el estar confinados en casa durante semanas nos pide a voces poder disfrutar del aire libre y como tampoco me apetece deciros que os tiréis de cabeza a una terraza de un bar, os propongo que disfrutéis de la naturaleza, de la libertad, de conocer paisajes preciosos y de valorar lo que de verdad importa.

Si podemos sacar algo bueno de esto es que debemos proteger nuestro planeta, vivir de una forma más sana y de aumentar las relaciones personales.  Todo esto nos ha demostrado lo interconectado que esta nuestro mundo y lo rápido que avanzan los problemas.  Es hora de cambiar, de cambiar a mejor.

Ahora tenemos tiempo para organizar, preparar y soñar con que te gustaría hacer una vez que podamos salir y os propongo una casa rural, en la montaña, en plena naturaleza.

Poder pasear por los bosque o campos de cultivo, respirar aire puro y ver ríos de agua cristalina, sentir el sol y disfrutar de la compañía, organizar una buena barbacoa y reír con los amigos.  En definitiva, vivir.

España es impresionante en su interior, da igual que región quieras conocer, seguro que tendrás grandes experiencias y lo que descubras te enriquecerá enormemente, ten en cuenta que es como una droga, una vez que empiezas, es muy difícil para y querrás conocer más y más.

Elige tu Estación

Elige una estación, da igual, existen sitios especiales para cualquier época del año.

Primavera, si pudieseis ver los cerezos en flor del Valle del Jerte, lo recordaríais toda vuestra vida, es impresionante.  Son visitados por miles de personas todos los años y si os atrae la cultura japonesa, me gustaría deciros que se parecen a los Sakura en flor.  Una estampa para recordar.

El verano, la estación del sol, dicen que Extremadura es un horno en esta época, pero si os dijese que tiene playas de interior con bandera azul, pantanos donde puedes disfrutar de sol, agua y montaña, piscinas naturales y gargantas de montaña donde el agua es cristalina.  Descubriríais porque Extremadura es un paraíso por descubrir.

El color naranja se impone en el horizonte, ha llegado el otoño, te invade esa melancolía y tranquilidad de película, pero si puedes disfrutar de la noche, encontraras cielos completamente limpios y estrellados, empezara a bajar la temperatura y el olor a leña quemada de las chimeneas te transporta a un mundo rural pausado y relajante.

El nombre lo dice todo, Extremadura, los inviernos son fríos y secos, pero en el norte de Cáceres podrás disfrutar de nieve y en el resto de la región, de paseos interminables por campos preciosos, sabiendo que al llegar a casa te espera una chimenea encendida y la casa completamente caliente.

Todo perfecto.

Os he descrito las cuatro estaciones en Extremadura, de una forma muy sutil, pero existen innumerables cosas que ver y disfrutar de esta región tan impresionante y bonita.

Quiero que entendáis e imaginéis lo imponente que debe ser conocer toda España.  Es un país precioso y con gentes increíbles.

Pero recordando lo que os decía al principio, es un buen momento para liberar la imaginación y pensar en que me gustaría hacer cuando pueda salir de casa.

Busca una casa rural, habla con tus amigos o familiares, planifica un pequeño viaje de fin de semana y deja que la imaginación os lleve a cualquier sitio.  Luego, hazlo realidad.

Vivir experiencias nuevas con la gente que mas aprecias es impagable y después de todo lo que estamos viviendo actualmente, creo que merece la pena el ser valiente y lanzarse a conocer España.

Disfrutaras como un niño y encontraras lo que necesites, prometido.

Hoy nos quedamos en casa, mañana ya disfrutaremos de todo.

Cuidaos mucho a vosotros y a los vuestros, un abrazo a todos.

Carboquick.